La India es el segundo país más poblado del mundo y el séptimo en extensión territorial.  En el momento presente India es una federación de veintidós estados y nueve territorios agrupados bajo un gobierno central, asentado en Nueva Delhi, y constituido por una Cámara Alta o del Estado, con poderes limitados y una Cámara Baja o del Pueblo integrada por políticos y hombres de negocios. Este gobierno central administra los territorios mientras que los estados se gobiernan a sí mismos, aunque puedan ser suspendidos en sus funciones e imponerles un régimen presidencialista, tal ocurre, en estos momentos, en el Estado de Bihar. El nivel de bienestar económico, grado de igualdad social y extensión de la alfabetización de las mujeres depende, fundamentalmente, del tipo de gobierno en cada estado en concreto.

   

Hay que recordar, que la India posee quince lenguas principales, y unos mil seiscientos dialectos, todos unificados en el hindi, lengua mayoritaria y obligatoria a la que se añade el ingles de aprendizaje optativo en los centros educativos.

   

El sistema de castas ha sido, durante siglos, el sistema social que ha dado identidad al pueblo indio. Su objetivo era mantener la armonía y se convirtió en el soporte de su civilización, alejó desordenes y preservó la cohesión entre los indios durante siglos. Dentro de él, cada persona conocía su lugar en la sociedad, como había de comportarse, cómo relacionarse con los demás, a qué aspirar y en que trabajar. Actualmente ha sido abolido este sistema, bajo la presión de la política exterior y de los nuevos sistemas políticos de los estados, dado que perjudicaba de manera incontrolada a los sin casta, a las mujeres y en general a la educación y la integración social.

 

 Aunque la religión hindú ha apoyado este sistema de castas, la religión budista lo rechazó desde un principio. Una consecuencia de este rechazo es, por ejemplo, el mayor aperturismo hacia la promoción de la mujer y la mayor receptividad hacia las iniciativas exteriores, en aquellas comunidades con mayor incidencia de la religión budista, como es el caso del estado de Bihar y concretamente de la ciudad de Bodhgaya.

  

En cuanto se refiere al status de la mujer india las mujeres tienen igualdad de oportunidades para acceder a la educación y ocupan numerosos puestos en la administración. Sin embargo, se mantiene la vigencia de una dedicación prioritaria a la familia y a la procreación, lo que evidentemente reduce sus posibilidades de integrarse laboralmente a la sociedad.  En este país, que las mujeres puedan acceder al trabajo, la educación y la salud es, prácticamente un desafío a vida o muerte. Aunque se aproximan a los 500  millones están sometidas al feticidio -aborto selectivo- practicado por las clases altas y al infanticidio, practicado por todas las clases, las mujeres sufren en India la discriminación por género desde que llegan a la vida.

 

          India es uno de los pocos países del mundo donde la población de mujeres es inferior a la de los hombres. Hay en torno a 929 mujeres por cada 1000 hombres. India, es también uno de los pocos países donde la esperanza de vida es inferior en las mujeres que en los hombres.  Otros factores que contribuyen a empeorar la situación de la mujer son la discriminación laboral y el matrimonio infantil, una práctica todavía vigente.

 

A la discriminación por género, hay que añadir la discriminación de clase, casta, etnia y edad. La discordancia entre los derechos de hombres y mujeres, viene respaldada por la Constitución India, a lo que hay que unir los prejuicios sexistas del gobierno, la ausencia de la mujer en el Parlamento y en los órganos y consejos de adopción de decisiones que afectan a sus vidas. Las mujeres ocupan una posición secundaria en la familia y en la sociedad. Debido a la cultura de subsistencia, son apartadas de la escuela a edades muy tempranas.

 

           Podemos terminar diciendo que bajo el alegre y variado colorido de sus saris, sus cuerpos y mentes son castigados por un abanico igualmente diverso de formas de discriminación: sexual, laboral, sanitaria, educativa, jurídica, política y social.

 

 

 

Bihar

 

                  Bodhgaya